Press "Enter" to skip to content
Foto: Milos Bicanski / Getty Images

Amanecer Dorado finalmente declarada «organización criminal»

Traducción: Valentín Huarte

Luego de décadas de ataques mortales contra inmigrantes e izquierdistas, este miércoles 7 de octubre un tribunal griego declaró que Amanecer Dorado es una organización criminal. El veredicto es un triunfo tanto para las víctimas como para las minorías a las que ataca este partido neonazi, y probablemente envalentonará la resistencia en contra de las fuerzas de extrema derecha que todavía están en actividad.

Magda Fyssas se emocionó luego del veredicto en el juzgado de Atenas y levantó sus puños. «¡Lo hiciste!¡Hijo, lo hiciste!» gritó con voz ronca. En los alrededores del juzgado, una multitud de decenas de miles de personas coreaba el nombre de su hijo mayor: «¡Pavlos vive!¡Aplastemos a los nazis!».

El veredicto contra el partido neonazi griego Amanecer Dorado fue anunciado durante la mañana del miércoles, luego de un juicio que duró cinco años y medio. El partido fue hallado culpable de un ataque contra un sindicato, del intento de homicidio de un grupo de pescadores egipcios y del tristemente célebre asesinato del rapero antifascista Pavlos Fyssas (el hijo al que Magda Fyssas invocaba en las escaleras del juzgado). El caso terminó por afirmar que Amanecer Dorado fue fundada como una organización criminal y operaba como tal. A medida que las noticias se filtraban desde dentro de los tribunales, hubo un arranque de alegría entre la multitud.

«Es una decisión histórica del sistema judicial», dijo Lefteris Papagiannakis del Observatorio Amanecer Dorado, un observatorio de la corte que siguió cada giro de este juicio durante media década. «Reconoce algo que mucha gente viene diciendo hace muchos años. Y algo que el movimiento antifascista ha estado diciendo durante décadas: que Amanecer Dorado es una organización criminal».

El caso contra Amanecer Dorado cautivó a toda Grecia, en parte debido su gran escala. Había sesenta y nueve personas acusadas (dieciocho de las cuales formaron parte del Parlamento) a las que se les imputaban más de cien incidentes violentos, en un juicio que involucró a 120 testigos y que se desarrolló en los tribunales durante 454 días. Pero el caso también ilustró las grietas de un país que enfrenta una crisis económica aplastante, el ascenso de la extrema derecha y un flujo creciente de personas migrantes. Durante décadas, Amanecer Dorado fue la principal de estas organizaciones, proponiendo su ideología fascista y sus acciones violentas como una solución a los problemas de Grecia. La sentencia es algo para celebrar, pero no está claro si realmente servirá para poner fin a este movimiento.

Ascenso de Amanecer Dorado

Amanecer Dorado fue creada en 1980, como una revista de propaganda que citaba frecuentemente a Aldof Hitler y a otras figuras fascistas y antisemitas. La organización creció, fue reconocida como partido político en 1993, y comenzó a ganar fuerza entre la extrema derecha griega al ponerse en el centro de la disputa sobre el nombre de Macedonia y fomentando el miedo hacia las personas migrantes. A fines de los años 2000, mientras Grecia estaba debilitada por la crisis económica que siguió a muchos años de austeridad, Amanecer Dorado quiso posicionarse como el único defensor del pueblo griego. En 2010, el líder del partido Nikolaos Michaloliakos, denominado «Führer supremo» por las personas afiliadas al partido, fue electo para entrar al concejo municipal de Atenas. En las elecciones parlamentarias griegas de 2012, el partido sacó el 7% de los votos, obteniendo dieciocho escaños en el Parlamento.

Una constante a lo largo de todas estas décadas fue el uso brutal que Amanecer Dorado hizo de la violencia. La clave en la estructura de Amanecer Dorado eran sus escuadrones de batalla, que –obedeciendo a la dirección del partido– patrullaban los barrios con el objetivo de golpear, torturar y matar a cualquiera que estuviese por fuera de su estrecha concepción del mundo, concentrándose particularmente sobre las personas migrantes. Los ataques eran raramente denunciados frente a la policía, tanto por el miedo que tenían las víctimas dado su estatuto de inmigrantes, como por el notorio hecho de que Amanecer Dorado disfrutaba de protección policial. Cabe recordar que luego de las elecciones de 2012, muchos periódicos y canales de televisión griegos estimaron que más del 50% del personal del servicio especial de la policía de Atenas había votado por el partido neonazi. En barrios como Agios Panteleimonas o en el Puerto del Pireo, los escuadrones de Amanecer Dorado golpeaban y acuchillaban inmigrantes con total impunidad.

«Se vivía una atmósfera de miedo», dijo Naim Elghandour, presidente de la Asociación Musulmana de Grecia. «Le decíamos a la gente que no llevara más de veinte euros encima. Que llevara fotocopias de sus documentos en vez del documento real, que no saliera sola, que tuviese alguien que la esperara afuera durante las oraciones».

Elghandour no se sorprendió en 2012 cuando recibió una llamada de un grupo de pescadores egipcios que había sido golpeado por un escuadrón de Amanecer Dorado en su propio hogar hasta casi perder la vida. Como testigo en el juicio reciente, dio testimonio de este ataque y de otros actos que incluían el incendio de mezquitas e instancias de tortura. Elghandour también fue amenazado por el grupo.

«Tenían la fuerza y tenían el poder», dijo. «Usaron el populismo, y la crisis les sirvió».

Luego de la elección de 2012, los ataques violentos del grupo se volvieron más audaces. «En 2012, cuando entraron por primera vez al parlamento, mucha gente pensó que cambiarían y se convertirían en un partido político normal, de extrema derecha, por supuesto, pero normal», dijo Dimitri Psarras, un periodista que sigue a Amanecer Dorado desde los años ochenta. «Pero esto no sucedió. Por el contrario, el ingreso al Parlamento les dio coraje y sus prácticas se volvieron más violentas y criminales».

Fyssas

El 18 de septiembre de 2013, un escuadrón de Amanecer Dorado ejecutó el homicidio planificado del rapero antifascista Pavlos Fyssas, al que golpearon y apuñalaron. En una reconstrucción de aquella noche realizada por el equipo de investigación de Arquitectura Forense de la Universidad de Goldsmiths (Londres), puede verse claramente que la caravana de motocicletas llegó de los cuarteles regionales de Amanecer Dorado a un bar donde Fyssas disfrutaba de un partido de fútbol. «Podemos ver que Pavlos es atacado por oleadas», dice Stefanos Levidis, el coordinador de la investigación. «Lo mantuvieron ahí hasta que llegó el asesino. Todo esto apunta a que se trató de algo organizado».

La investigación también reveló que la policía griega estuvo presente durante el homicidio, a pesar de su testimonio según el cual habían llegado demasiado tarde como para hacer algo. «No es mi rol definir si se trata de un acto criminal», dijo Levidis, «pero está claro que podrían haber hecho otra cosa».

El homicidio de este joven griego, que era reconocido por su música, despertó la ira de muchas personas en Grecia e hizo que el tema de la violencia de Amanecer Dorado se volviera común en el debate público. Diez días después del asesinato de Pavlos, el líder de Amanecer Dorado junto a otras figuras importantes de la organización, fueron arrestados y acusados de dirigir una organización criminal. En febrero de 2015, un Consejo Judicial anunció que sesenta y nueve individuos irían a juicio.

El juicio

La evidencia en el juicio fue vasta y abrumadora. Se probó que la violencia estaba dirigida desde la cúpula de la organización, con una ideología específica claramente obsesionada con el nazismo. Magda Fyssas estuvo presente cada día en los tribunales, afligida pero firme, y se convirtió en un símbolo de la resistencia antifascista entre la población griega.

Luego de años de proceso, la popularidad de Amanecer Dorado empezó a menguar. En 2019 no obtuvo los votos suficientes para entrar en el Parlamento y tuvo que cerrar su oficina principal en Atenas. La decisión de este miércoles parece ser la estocada final para la organización. «Es un balde de agua fría para Amanecer Dorado y es una señal fuerte para cualquiera que esté pensando en ocupar su lugar», dijo Papagiannakis del Observatorio de Amanecer Dorado.

Lamentablemente no caben dudas de que hay muchas organizaciones que quieren ocupar el lugar de Amanecer Dorado. En 2019, mientras el partido neonazi perdía votos, el partido de extrema derecha Solución Griega ganó diez escaños en el Parlamento. El año pasado, dos antiguos y destacados miembros de Amanecer Dorado fundaron sus propios partidos de extrema derecha: «Conciencia Popular Nacional» y «Griegos por la Patria». El partido también ha creado una red polifacética de gente fanática que se extiende por Alemania, Bielorrusia, Hungría, Ucrania y más allá. Su táctica inspira al racismo a nivel internacional. En 2017, durante una manifestación violenta en Charlottesville, un nacionalista y supremacista blanco confesó que usaban tácticas de organización diseñadas por Amanecer Dorado.

Y a pesar de que los escuadrones de batalla de Amanecer Dorado ya no patrullan las calles de Atenas, los crímenes de odio en contra de las personas migrantes no cesaron. Vassilis Tsarnas, un investigador del Greek Helsinki Monitor, una organización que investiga los discursos de odio y los crímenes violentos en Grecia, dijo que desde el año pasado puede observarse un incremento en los crímenes de odio. «Sin embargo, esta sentencia es un mínimo indispensable para mostrar que la ley no está completamente agotada en el país».

Psarras, que ha dedicado casi los últimos cuarenta años de su vida a documentar los crímenes de Amanecer Dorado, se mostró optimista. «Por supuesto, esto no significa que estemos frente al fin de la extrema derecha ni del racismo», dijo. «No significa que dejarán de existir en la sociedad griega o que no se fundarán otros partidos similares. No. Pero al menos no tendremos un partido político que circula por las noches asesinando y golpeando gente a la que considera infrahumana».

La sentencia contra Amanecer Dorado nos ha hecho vivir un raro momento de unidad en Grecia. Durante el mes pasado, las redes sociales griegas se llenaron de publicaciones con la frase: «No son inocentes». Las direcciones de los principales partidos del país –que en general se resisten a ponerse de acuerdo– emitieron declaraciones condenando al partido neonazi. Atenas está cubierta de pancartas y carteles acerca de la sentencia, que son levantadas tanto por grupos anarquistas como por respetados museos artísticos.

Durante la mañana del miércoles, una multitud de cerca de veinte mil personas, ansiosa y esperanzada, se reunió afuera del Tribunal Supremo de lo Civil y lo Penal de Atenas. La sentencia fue anunciada a través de un altavoz y produjo una ovación inmediata. Entre abrazos, mucha gente levantó los puños en el aire con un gesto desafiante.

Elghadour esperó toda la mañana afuera del tribunal. Antes había hablado un rato largo acerca del florecimiento de la extrema derecha en Grecia y de la necesidad de prestarle mayor atención. Pero la sentencia fue un momento de victoria innegable. Cuando escuchó el veredicto, empezó a llorar y abrazó a su esposa. «Lo hicimos», me dijo por teléfono. «Después de tantos años de lucha. Contra el fascismo, contra el racismo, contra el odio. Lo hicimos».

Cierre

Archivado como

Publicado en Artículos, Conservadurismo, Grecia, homeIzq, Ideología and Política

       Suscribirse

Jacobin es una voz destacada de la izquierda que ofrece un punto de vista socialista sobre política, economía y cultura.


EN ARGENTINA

ARS$1260

1 Año : 4 Números
Suscripción Impresa + Digital

EN EL RESTO DEL MUNDO

US$ 12

1 Año : 4 Números
Suscripción Digital

J

Soy de izquierda,
todo de izquierda:
de pies, de fe, de cabeza.

DIEGO ARMANDO MARADONA, 1986

Ingresa tu mail para recibir nuestro newsletter

Jacobin Logo Cierre