Press "Enter" to skip to content
Dorheny García Cayetano, diputada federal por Morena en Veracruz (México).

«La tendencia es hacia la solidaridad entre los pueblos de Latinoamérica»

La Cuarta Transformación avanza en México no sin presiones y tensiones, tanto internas como externas. A este respecto conversamos con la Dorheny García Cayetano, diputada del distrito de Veracruz por Morena.

A medida que en Estados Unidos se intensifica el caos y la incertidumbre poselectoral, en México avanza el proceso de la Cuarta Transformación. Recientemente fue aprobada una consulta sobre la posibilidad de enjuiciar a expresidentes por delitos cometidos durante su mandato.

Sin embargo, el proceso de transformación del Estado mexicano no avanza sin tensiones y presiones, tanto internas como externas: la pandemia del COVID-19, así como la crisis socioeconómica que la acompaña, junto al surgimiento de algunos movimientos opositores al gobierno de AMLO o las campañas de fake news complejizan la coyuntura y los planes de las fuerzas que integran el gobierno.

Denis Rogatyuk y Bruno Sommer Catalan conversaron con la diputada federal de Morena por el distrito de Veracruz, Dorheny García Cayetano, para discutir los avances y dificultades que enfrenta el proceso de la Cuarta Transformación en México, la experiencia desde el estado de Veracruz y su opinión sobre los recientes triunfos populares en América Latina.

 

BS

La Cuarta Transformación es un proceso curioso para nosotros. Hemos visto procesos constituyentes radicales, como las transformaciones de Ecuador y Bolivia para convertirse en Estados Plurinacionales. También el proceso constituyente en curso en Chile. ¿La Cuarta Transformación de México tiene características similares?

DGC

Para empezar, me interesa decir que llevábamos más de 12 años construyendo este gran movimiento de respaldo al compañero Andrés Manuel López Obrador. Mucha gente nos unimos al Movimiento Regeneración Nacional (Morena); sobre todo, esta generación, antes de que se llamara así, en cobijo y en respaldo al desafuero del compañero presidente hacia 2005, cuando él pretendía participar por la presidencia.

Para 2006 le hicieron una suerte de juicio político para desaforarlo, y es ahí cuando cientos de mexicanos dijimos «esto no es justo». Podrá ganar o perder, pero necesitamos que vaya a la competencia, a la elección.

Así fue como llegamos a 2006. No teníamos todavía un partido político, y nos dimos cuenta que construirlo resultaba fundamental. Ganamos, hubo fraude electoral y no teníamos cómo refutarlo, porque no había quién cuidara nuestras casillas; es decir, representantes de nuestro candidato.

Nos fuimos a 2012. En el intermedio, hubo varios momentos que siguieron manteniéndonos unidos. Llegamos a 2012 y, a pesar de que no hubo un fraude como tal, sí hubo un uso desmedido de recursos a los que más nadie tenía acceso, como son los convenios con las grandes televisoras de nuestro país.

Finalmente, llegamos a 2018. Ya habíamos pasado por una elección con Morena desde 2015 y ahí tuvimos algunas victorias, dentro de las cuales estuvo la victoria en mi ciudad capital, el distrito 10 Xalapa que, insisto, es la capital de uno de los estados (Veracruz) más importantes del país. También se ganó Coatzacoalcos (Veracruz), que es una de las ciudades principales por su movimiento económico: ahí el tema petrolero es muy importante, no solo para la región sino para el país.

A lo que voy es que todo esto se construyó de un caminar; fuimos afinando este movimiento, tocando casa por casa y distribuyendo este famoso periódico que conocemos como Regeneración. Y así es como le llevamos el mensaje de la Cuarta Transformación y del proyecto alternativo de Nación a la ciudadanía. Esos son, básicamente, los inicios.

DR

¿Cómo ha impactado a México la elección de los Estados Unidos? ¿Qué opina sobre la fórmula Joe Biden-Kamala Harris y del hecho de que AMLO aún no haya felicitado a Biden?

DGC

Es una decisión muy complicada, sobre todo para quienes no somos doctos en relaciones internacionales. Sin duda, nos representa una gran tranquilidad la mesura con la que se ha dirigido no solo nuestro presidente, sino su representante, que es nuestro canciller. Es decir, el próximo presidente del país vecino entrará hasta enero, y de aquí hasta allá algún maltrato, alguna posición que no les guste, puede afectar demasiado, por esta condición de interdependencia que hemos generado con el país vecino, la cual no quiero decir que sea mala, sino que es una realidad.

El país es fiel a su tradición de no intervencionismo. Nosotros somos un país muy respetuoso de las relaciones internacionales y, sobre todo, estamos para abonar a que la ciudadanía de México que está en EE. UU. (que hay una gran población) tenga las mejores condiciones, que no haya un arrebato y, principal y fundamentalmente, que no les repercuta en su estilo y forma de vida, porque lo principal es que esta administración gobierna para esa gente, y es un plan muy ambicioso.

Los conocedores del derecho internacional mencionan la Doctrina Estrada, que aplica mucho el país en términos de relaciones internacionales, y tal vez podrá ser una apuesta. Pero me parece que ha mantenido buena relación, tanto con el candidato Biden como con el ahora presidente Trump; es mejor irnos pian pianito para no cometer un traspié y afectar a nuestros paisanos.

BS

Para las personas de Latinoamérica que no conocen qué es la Cuarta Transformación, ¿cuáles son, en su opinión, sus pilares principales?

DGC

Es un poco remontarnos a la historia de nuestro país, pues los grandes movimientos transformadores se remontan a la independencia, a la revolución, a la reforma. Nuestro compañero presidente plantea entonces la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país.

A lo largo de todos estos años, la movilidad social se ha congelado y la oportunidad para los que menos tienen era muy endeble. Realmente no teníamos oportunidades, y esto repercute en varios aspectos; nos absorbió una suerte de espiral de pobreza que, finalmente, genera una espiral de violencia, y esto nos ha afectado mucho como pueblo, porque la delincuencia organizada ganó terreno en este tiempo. Nos arrasaron y nos arrollaron 30 años de políticas neoliberales, donde se privilegiaba al sector empresarial (no necesariamente a la productividad como país). Y, entre más tenían, más privilegios se concedían, mientras que las clases menos privilegiadas, menos teníamos en cada oportunidad.

Aunque está consagrado en la Constitución, el acceso a cosas fundamentales –como a la educación— nunca fue prioridad. Por el contrario, había una política velada de desmantelamiento de todo lo público, servicios de salud que estaban completamente en el abandono, la educación… tenemos escuelas rurales con sillas de botes de pintura, sin luz, y aún no hemos podido abatir eso. Es una de las principales preocupaciones y de los principales planteamientos de este proyecto y programa político: ir por esa clase, por quien menos tiene. Por eso es nuestra frase de «por el bien de todos, primero los pobres».

BS

¿Cómo ve la relación entre el PT (Partido del Trabajo) y Morena en los años desde que AMLO fue elegido? ¿Cuáles son, en tu opinión, las reformas clave que se han impulsado?

DGC

Son compañeros a los que apreciamos mucho, pero desde luego que no es que por ellos o sin ellos seamos o no de izquierda. De hecho, tenemos temas fundamentales de izquierda en los que nosotros apostamos por ser reformistas, y hay temas fundamentales que nos ayudan a alcanzar la justicia social. A mi parecer, es cuestión de ir avanzando en las demandas de justicia social, pero partiendo del proyecto alternativo de nación, que ya no es alternativo: ahora es un proyecto que el presidente está llevando a cabo, y en el que los compañeros del PT son unos grandes aliados.

Pasándonos a otro tema, cuando dices qué es lo principal que se ha logrado, pues yo estoy muy orgullosa de que en nuestra legislatura se hayan elevado a rango constitucional los dos programas emblemáticos para la administración de nuestro presidente, que son Jóvenes Construyendo el Futuro y la protección a nuestras adultas y adultos mayores.

¿Por qué son tan importantes? El primero es una beca tendiente a que aprendas tu primer trabajo, tu primer oficio. Tienes becarios y puedes ser tutor (el tutor siempre va a ser una empresa, y los becarios siempre vamos a ser jóvenes) y quien les paga a los becarios es el Estado mexicano, que les da un salario mínimo. Una de las grandes barreras que tenemos las juventudes es que a veces no tenemos oportunidad o acceso a la educación pública, gratuita y de calidad, y eso es un impedimento para obtener trabajo, para no incorporarnos al mercado laboral.

En segunda instancia, esta herramienta, este programa, nos permite que las juventudes tengan su primera oportunidad y esto subsidiado, de alguna manera, por el Estado mexicano. Entonces le quitas un costo a la empresa: la ayudas y le sumas una fuerza laboral que puede estar sujeta o no a contratación por la misma empresa, si es que tu desempeño le sirve mucho, como ha ocurrido en instituciones de Gobierno, en empresas privadas. Lo importante es que no son solo las grandes corporaciones sino que puedes elegir de tutor e inscribirte como tutor siendo un carpintero, un mecánico, una persona que tiene un oficio que no necesariamente pasa por la educación formal.

Del otro extremo, tenemos a la protección a nuestros adultos mayores que, en las zonas indígenas, baja la edad unos cinco años, para una mayor protección también como deuda a nuestros pueblos indígenas. Esto es lo que más emoción nos causa, al menos a mi; porque estamos protegiendo, también. Pareciera que no es una reforma o no es un impacto de género, pero a mi juicio tiene todo que ver con una protección particular a nosotras, las mujeres. Porque yo, por ejemplo, estudiaba dos carreras, criaba a mi hermana y además militaba; y a veces no me alcanzaba el dinero que tenía, la economía familiar estaba muy lastimada.

Hay otro programa complementario que es Jóvenes escribiendo el futuro, que beca jóvenes en la universidad. Esto nos permite saber y conocer: tener un «colchón» para la toma de decisiones, es decir, podemos decidir dónde militar con esta pequeña ayuda, y es muy importante para nuestra protección.

DR

¿Cuáles son las iniciativas de base, en Veracruz, en las que han estado abocados para paliar la crisis socioeconómica actual?

DGC

Yo represento en la Cámara de Diputados Federal; en la Federación, digamos, y nuestro estado –que en otros lugares le llaman provincia— es una demarcación que a su vez tiene demarcaciones más pequeñas que nosotros llamamos municipios. Ahí tenemos el congreso local, donde también tenemos mayoría de nuestra fuerza política que es Morena. Aunque yo no estoy allá, en la cámara local, te puedo compartir algunas de las iniciativas que han sacado adelante mis compañeros.

La legislatura de Veracruz ha apoyado innegablemente varios proyectos que hemos sacado adelante desde la Federación, como los programas elevados a rango constitucional. Ellos han ratificado su voluntad de pertenecer a ellos y no solo eso: también todos los temas referidos a la paridad, que hemos tratado de sacar adelante con mucho esfuerzo desde la Comisión de Igualdad de Género. Pero otras cosas han sido iniciativa de ellos, porque es su potestad. Como reducir el recurso que reciben los partidos políticos en Veracruz (se redujeron en un 50% las prerrogativas que reciben los partidos).

BS

En el contexto de la crisis asociada al COVID-19, ¿cuáles son las actividades concretas, territoriales, que está impulsando Morena para ir en ayuda de las personas afectadas?

DGC

Estas reducciones que ha generado el legislativo a nivel local y el manejo adecuado de las finanzas públicas en el estado de Veracruz nos han permitido tener un ahorro, un «colchón». A pesar de que a nivel internacional hay una recesión, es muy importante también el buen uso y manejo de las finanzas públicas. El estado de Veracruz, para enfrentar esta crisis sanitaria, otorgó microcréditos a pequeños empresarios, una pequeña cantidad, con microcréditos a negocios a la palabra (es decir, tienes tres meses de gracia, no tienes intereses) para ir pagando la nómina, los gastos, a la par, claro, del Gobierno Federal, que daba un monto mayor pero también muy limitado, porque ese era para todo el país.

También, hace unos días, fui a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del estado de Veracruz y conocí el programa emergente de empleo temporal, donde 9500 personas serán beneficiadas con un salario de entre 5 mil y 6 mil pesos, dependiendo de sus capacidades. Esto, por supuesto, tiene que ver con apoyar y llevarle esperanza a las pequeñas ciudades y a las que han sido más afectadas por la crisis sanitaria.

Además, hemos tenido acciones de factoraje, que consiste en pasarle estas deudas que tenían los proveedores anteriores –ustedes recordarán que Veracruz se volvió muy famoso por el desfalco a sus finanzas públicas—. Estamos endeudados hasta con empresarios del estado, y esta deuda se fue rezagando. Ahora, el factoraje les permite ir cobrando poco a poco con el estado de Veracruz, y esto es una pequeña inyección para las finanzas de la ciudadanía.

DR

El machismo y la violencia de género no han sido puestos en cuarentena. ¿Cuáles deberían ser las respuestas del movimiento feminista, tanto en Veracruz como en el resto del país? ¿Qué iniciativas o proyectos propusieron desde Morena?

DGC

Es un tema complicado, complejo, porque una misma es parte de esta población que, si bien no es vulnerable, sí tenemos los derechos vulnerados. Creo que las políticas públicas de defensa de las mujeres deben ser más ambiciosas. Pero todo comienza, como ya lo había dicho, por un programa general que tiene que ver con alcanzar la justicia social.

Esto se relaciona también con nuestra economía, la de las mujeres; muchas siguen siendo violentadas porque no tienen la opción o la posibilidad de salirse de esos hogares, que bien que mal les cubren ciertas necesidades económicas. Por supuesto, allí hay una violencia económica, que en sus últimas consecuencias deviene en feminicidios.

Es muy importante fortalecer la cultura de denuncia, para que nuestras fuerzas del Estado puedan ser parte de la prevención. Esto es muy importante, porque la gran mayoría de este tipo de delitos, que tienen que ver con violencia hacia nosotras las mujeres, se dan y se exacerban en este tiempo de COVID-19 porque estamos enclaustradas en nuestras casas y es ahí donde están nuestros principales violentadores, y esa es la gran y radical diferencia: ¿cómo metes un cuerpo policiaco a la casa de una mujer, si no hay denuncia mediante? Si no ves que está en peligro su situación de vida, es muy complejo que tú, como Estado mexicano, puedas atenderlo.

Entonces son dos vertientes: protegerlas no solo desde la educación, sino también desde la economía. Lo que comentaba es una pequeña ayuda para ser un poco más independientes; nos ayuda a formarnos, a ver que tenemos derechos. Derechos que a veces no los conocemos desde nuestras casas, pero que integrando otros espacios públicos sí podemos llegar a conocer; por eso es tan importante nuestra integración a la vida pública del país.

Desde la Cámara de Diputados también hemos impulsado que se nos tome en cuenta de manera paritaria en los cargos de elección popular y, sobre todo, en la integración de la administración pública, que es por nombramiento (nuestro presidente López Obrador, antes de que fuera ley, integró de manera paritaria su gabinete y también integró a dos de los personajes más jóvenes que rondaban los 30 años: nuestra Secretaria de Trabajo y nuestro Secretario de Desarrollo Urbano y Territorial). Esto pasa justamente por una protección a nosotras, las mujeres, y es un ejemplo de que nosotras contamos, valemos, y qué mejor forma que integrarnos a la vida pública del país.

BS

¿Cómo están abordando los bulos informáticos, las fake news, aquellos ataques que se producen de manera constante a través de las redes sociales y ciertos medios de comunicación articulados, que tratan de defender el neoliberalismo que tantos años gobernó México?

DGC

Es una pregunta súper importante, porque la creación y contención de fake news es una preocupación a nivel internacional. Justamente, una de las demandas de la elección de 2012 era democratizar el contenido en los medios de comunicación; pero es muy complicado, porque las grandes empresas, que tienen que ver con el desarrollo de comunicación tradicional, como es la televisión, estaban totalmente entregadas a la oligarquía y no tenían empacho en generar este tipo de contenido.

Y la verdad es que en la creación de contenidos hemos tenido que intervenir, como ciudadanía, para frenarlo. Hoy por hoy, romper el cerco mediático, informativo, es diferente, porque formamos parte de la administración pública.

Un ejercicio muy interesante, que seguramente en casi ningún lugar del planeta se hace, es esta de rendición de cuentas que hace a diario nuestro presidente, las famosas Mañaneras, que tienen la función de una comunicación directa con la ciudadanía. Para que, aunque la gente o los dueños de los medios de comunicación desvirtúen alguna información que da el presidente, pues está para contrastar de primera mano Las Mañaneras, que no solo está en Facebook y en algunos canales públicos, sino que además está en un podcast en Spotify y puedes actualizarte a diario de la temática de La Mañanera. Esto es bien importante porque permite a la gente ir directamente a la fuente, que es pública y muy accesible.

Lamentablemente, en nuestro país los principales creadores de fake news es la oposición moralmente derrotada, que intenta desvirtuar a cada momento, a cada paso, cualquier declaración de nuestro presidente o cualquier declaración de nuestra expresión política. Yo creo que el mejor medio para combatir esta desinformación es un ejercicio de cuentas claras. Territorialmente, aunque sea complicado, hemos tratado de seguir casa por casa informando a la ciudadanía de las acciones que hemos tenido, y eso es algo que ha funcionado bastante bien.

DR

Hemos visto muchos triunfos recientemente en América Latina, entre los que destacan los de Chile y Bolivia. ¿Qué significan para Morena y para la construcción de lazos con otras fuerzas progresistas y de izquierda en la región?

DGC

Para nosotros, como mexicanos, ha sido muy importante esta labor. Sin descuidar a la ciudadanía en nuestro país, hemos podido apoyar, por ejemplo, al hermano Evo Morales. Ese fue un momento muy significativo y tal vez muy sentimental para nosotros, el ver cuando regresaba a su patria, acompañado del camarada Alberto Fernández.

Es parte de la construcción de la Patria Grande, me parece. Y es tan significativo porque el hecho de que el hermano Evo haya estado aquí resguardado en nuestro país ayuda a la construcción de una identidad, ayuda a ser fieles a esta tradición de asilo y esta tradición diplomática de nuestro país, siempre en apoyo y resguardo de los que son perseguidos. El caso del hermano Evo es un gran ejemplo de que, al final, el pueblo de Bolivia pudo escoger y los volvió a escoger a ellos, a ese proyecto político. Exiliado, perseguido, él triunfa. Y no solo él, sino cientos de personas que han confiado en ese proyecto y que lo han llevado a la cabeza.

Creo que nos tenemos que sentir muy orgullosos, como país, de haber podido contribuir a este proceso de la Patria Grande y saber que tenemos ese respaldo. Creo que la tendencia es que podamos ser más solidarios entre los países y entre los pueblos de Latinoamérica.

Cierre

Archivado como

Publicado en Entrevistas, homeIzq, Mexico, Políticas and Sociedad

       Suscribirse

Jacobin es una voz destacada de la izquierda que ofrece un punto de vista socialista sobre política, economía y cultura.


EN ARGENTINA

ARS$1260

1 Año : 4 Números
Suscripción Impresa + Digital

EN EL RESTO DEL MUNDO

US$ 12

1 Año : 4 Números
Suscripción Digital

J

Soy de izquierda,
todo de izquierda:
de pies, de fe, de cabeza.

DIEGO ARMANDO MARADONA, 1986

Ingresa tu mail para recibir nuestro newsletter

Jacobin Logo Cierre